70 inmigrantes desaparecidos en aguas del canal de Sicilia

Las aguas del canal de Sicilia continúan engullendo vidas, vomitando muerte. A los 45 inmigrantes fallecidos el pasado lunes por asfixia en una barcaza llena de desesperados, hay que sumar ahora otros 70 muertos.

La alarma la dio ayer el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Según declararon al personal de esa organización los 25 supervivientes del naufragio registrado en el canal de Sicilia, que ayer fueron trasladados a Catania (Sicilia), 70 inmigrantes que viajaban en la embarcación habrían sido tragados por el mar. La Fiscalía de Catania ya ha abierto una investigación sobre esta nueva tragedia.

Según los cálculos de Acnur, basados fundamentalmente en los testimonios de inmigrantes que han sobrevivido a naufragios, se estima que en lo que va de año alrededor de 500 personas han muerto en el Mediterráneo mientras trataban de alcanzar Europa desde las costas del norte de África. Y eso que Italia patrulla desde hace meses esas aguas por mar y por aire, en una operación bautizada como Mare Nostrum que tiene como principal objetivo tratar de salvar vidas.

Pero, como subraya el organismo de la ONU, a pesar de los esfuerzos de las autoridades italianas y de la ayuda constante que las embarcaciones privadas prestan a los inmigrantes en apuros; estas tragedias demuestran que los refugiados no tienen otra posibilidad que jugarse la vida atravesando el Mediterráneo para huir de guerras y persecuciones”.

Críticas de la derecha

Sin embargo, en Italia continúan las críticas contra esa operación desde los partidos de derechas, léase la Liga Norte y Forza Italia, la formación que lidera Silvio Berlusconi. A su entender, es Mare Nostrum la responsable de que el Mediterráneo se esté convirtiendo en una gigantesca fosa común, al alentar, dicen, a muchos inmigrantes a embarcarse en esa peligrosa travesía.

«¿Otros 70 inmigrantes desaparecidos en el canal del Sicilia? Las chaquetas de quienes nos gobiernan cada vez están más sucias de sangre, los cementerios más llenos y los bolsillos de los italianos siempre más vacíos. Renzi y Alfano, dimisión», exigía desde su cuenta de Facebook Matteo Salvini, secretario de la Liga del Norte, pidiendo directamente las cabezas del primer ministro y el ministro del Interior italianos.